Archivo de documentos para preguntas y temas

Programa de la asignatura (las preguntas y temas se ajustan a él)

Aula virtual (se requiere registro en Educamadrid)

ESQUEMAS PARA COMPARAR LOS TOTALITARISMOS DE ENTREGUERRAS (ninguno me gusta al 100%, lo idóneo es que hagáis el propio vuestro a partir de las fuentes )
https://en.wikipedia.org/wiki/Comparison_of_Nazism_and_Stalinism (Wikipedia en inglés)
https://app.activateinstruction.org/playlist/resource-sview/id/51e8165507121c6d3a9e443c/rid/51fa812807121c1f6c1fa13d/bc0/user/bc1/playlist/bc0_id/519ad04defea656f22000000 (Slide Share en inglés)
http://es.slideshare.net/El_portillo/tabla-con (Slide Share en español, enlaza a muchas otras presentaciones sobre el tema)
http://omargat2gradogrupo2.blogspot.com.es/2011/06/cuadro-comparativo-entre-facismo-y.html (Omar Valdez)

ESQUEMAS PARA COMPARAR PRIMERA Y SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL:

Fuente: Daniel Gómez Valle

COMPARACIÓN ENTRE LA 1ª Y 2ª REVOLUCIÓN INDUSTRIAL





Primera revolución
industrial

Segunda revolución
industrial
¿Cuándo?

Aprox desde 1780 a 1860
Desde 1860 hasta 1914
¿Dónde?
 Gran Bretaña y luego Bélgica y Francia
Resto de Europa, excepto oriental y regiones del sur. Rusia, Estados Unidos y Japón. En España: Cataluña, Vizcaya y Málaga.
Principales sectores industriales
Textil algodonero, siderúrgico y minería del carbón

Siderúrgico, químico, eléctrico, alimentación y automóvil
Principales fuentes de energía
Maquina de vapor y carbón
 Electricidad y petróleo.
 Invenciones
Maquina a vapor (Watt), locomotora (Stephenson), maquinas textiles. 
Teléfono, radio, bombilla, pila, telégrafo, motor de combustión interna, cine, dirigible, avión (vacunas, antibióticos...)
 Financiacioón
 Escasa procedente de riquezas familiares acumuladas en la agricultura y comercio. Empresas familiares
 Banca. aparición de las sociedades anónimas. Necesidad de grandes inversiones de capital, grandes empresas multinacionales.



Los bots que juegan con nuestros ahorros, artículo de JRG en Trendymania, noviembre de 2015:

El capitalismo es un sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción (desde los campos de patatas hasta las fábricas de ordenadores) y en la asignación de recursos a través del mercado (lugar donde se juntan la oferta y la demanda y se definen los precios).

En un primer paso, nuestro capitalista creaba su empresa e invertía su dinero en adquirir un terreno, levantar una nave, comprar una maquinaria, contratar unos trabajadores y mantener la producción. De este modo, nuestro capitalista fabricaba y vendía sus productos y todos los años obtenía unos beneficios, que al principio dedicaba a recuperar su inversión y más adelante utilizaba para su disfrute.

Sin embargo, en un segundo paso, nuestro capitalista necesitaba ampliar y mejorar su fábrica y, como no disponía de dinero suficiente para acometer estas reformas, su empresa a bolsa. Como sabéis, la bolsa es un lugar donde los inversores compran acciones, que equivalen a partes de las empresas y proporcionan partes de los beneficios, y las empresas consiguen liquidez.

De manera que el capitalismo productivo funciona más o menos así:

Los capitalistas invierten sus ahorros en adquirir participaciones de las empresas.
Las empresas consiguen liquidez que usan para mantener la producción e implantar mejoras.
Los trabajadores utilizan sus salarios para consumir los productos de las empresas.
Las empresas venden sus productos en el mercado y generan beneficios para los capitalistas.
Hasta aquí no debería haber quejas, pero a partir de aquí os voy a incordiar. Resulta que el capitalismo funciona cuando hay una cierta igualdad, pero cuando no se regula tiende a generar desigualdad. La primera afirmación se puede comprobar de forma intuitiva: cuanto mayor es la desigualdad, menor es la capacidad de consumo, menor es la actividad de las empresas y, en consecuencia, menor es la rentabilidad de las inversiones. Y la segunda afirmación se puede comprobar mirando a la historia: la Gran Depresión de 1929 o la crisis actual vinieron precedidas por la desregulación de los mercados financieros.

De hecho, en las últimas décadas hemos sufrido una crisis tras otra y hemos ido gastando nuestros comodines para salir de ellas. Primero nuestras empresas buscaron recuperar su rentabilidad a base de reducir sus costes mediante deslocalizaciones. ¿En España me obligan a cuidar la seguridad y el medioambiente? Pues me marcho a Bangladesh. ¿En Bangladesh los sueldos comienzan a subir? Pues me marcho a Etiopía. Y si hace falta pongo un barco en aguas internacionales y lo lleno de esclavos. Sin embargo, llegó un momento en que los inversores descubrieron que había negocios más rentables que la producción. Así que fueron dedicando sus ahorros a especular con todos los bienes que os podéis imaginar: acciones, materias primas, productos industriales, alimentos, viviendas…

En efecto, el capitalismo financiero se ha comido al capitalismo productivo. La bolsa, que servía para que las empresas consiguieran financiación, se ha convertido en un casino, que sólo sirve para que los inversores ganen dinero. Los inversores han cambiado su forma de pensar y actuar. Si antes analizaban detenidamente los valores e invertían buscando rentabilidad a largo plazo, ahora compran y venden con rapidez para arañar rentabilidad a corto plazo.

Y con el auge de la especulación era cuestión de tiempo el cambio de humanos por máquinas. Como dijimos la semana pasada, cuando hay que tomar decisiones rápidas las máquinas son mejores que los humanos. Si te imaginas la bolsa como un edificio, donde unos hombres trajeados y estresados están pegados a sus móviles y dan órdenes de compra y venta, deberías ir borrando esa idea de tu mente. En su lugar hay hileras de servidores que controlan el mercado y ejecutan las operaciones y, en otros lugares, más hileras de servidores donde los bots analizan el mercado y toman sus decisiones.

Actualmente, el factor que marca la diferencia entre una operación buena y otra mala no es la precisión sino la rapidez. De hecho, hay una competición feroz entre las diferentes compañías de inversión por poner sus servidores más cerca de los de la bolsa, así como poseer los mejores equipos y las mejores conexiones. Estas operaciones de alta frecuencia se suceden en cuestión de milisegundos y cualquier retardo en el procesamiento o las comunicaciones es significativo. En esta animación se pueden ver los movimientos en el mercado de valores desde enero de 2007 hasta enero de 2012 y, por tanto, el auge de los bots y sus operaciones. Así que ha llegado el momento de preguntarnos: ¿Esto es bueno o malo?

En primer lugar, hay gente que insiste en que los inversores bots no tienen más ética que la búsqueda del máximo beneficio. Sin embargo, muchos inversores humanos no se quedan atrás y más si el mercado recompensa a aquellos que no se preocupan de las cuestiones éticas. En el cine hay ejemplos maravillosos como Wall Street (Oliver Stone, 1987), donde los corredores de bolsa utilizan todo tipo de trampas para obtener ventaja sobre sus competidores (espionaje, información privilegiada, sabotaje…) o El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013), donde los brókers directamente estafan a sus clientes para llevar una vida de lujo. Así que los bots no van a hacer nada que los humanos no hayan hecho, aunque también es cierto que existe una diferencia: los reguladores tienen más difícil reconocer las transacciones fraudulentas de los bots que las de los humanos debido a su volumen y su rapidez.

En segundo lugar, hay gente que acusa a los bots de distorsionar los mercados y generar una gran volatilidad. Lo cierto es que el auge de las operaciones en corto (que son operaciones de compra y venta en un tiempo que varía entre horas y segundos), las operaciones al descubierto (que consisten en vender valores que no se poseen y que se deben comprar posteriormente) y otros tipos de inversiones genera continuas subidas y bajadas en el mercado. Estas operaciones especulativas han provocado desde burbujas en bienes como la vivienda hasta quiebras de empresas. En este aspecto, hay dos características de los bots que son especialmente peligrosas. Por un lado, los bots buscan la estrategia óptima y la mayor rapidez y pueden provocar reacciones en cadena, que al transcurrir en milisegundos no dejan margen a los reguladores para descubrirlas y abortarlas. Por otro lado, los bots pueden tener fallos de programación que causen interpretaciones o decisiones erróneas y provoquen desde pérdidas en fondos hasta quiebras de empresas.

Sea como fuere, los bots han llegado a los mercados para quedarse y van a sacar todo el partido a su desregulación. Mientras las operaciones en corto o al descubierto no se prohíban o se sometan a una tasa, allá estarán los bots para arañar tanto dinero como sea posible en cuestión de milisegundos. Y hay que recordar que entre los fondos con los que los bots hacen sus apuestas están tu depósito bancario o tu plan de pensiones.

"PASAPALABRA" DEL MOVIMIENTO OBRERO
Puedes usar Wikipedia (con las prevenciones que hemos señalado en clase) y blogs de otros profesores con vocabularios (ninguno es completo ni perfectamente ajustado):

delmundohistoria.wordpress.com

glosariohistorico.blogspot.com

http://pizarrasociales.blogspot.com.es/2009/11/vocabulario-movimiento-obrero.html


Iñaki Vázquez Larrea, La génesis democrática: la cultura de la ilustración y el liberalismo, en Presente, pasado y futuro de la democracia, 2009, pp. 179-185

Preparar un tema:
Los temas deben ocupar algo más de una cara de folio. Debe hacerse una exposición coherente, sin divagar, la redacción debe ser clara y contener los datos necesarios, sin errores conceptuales ni lingüísticos. Date cuenta que en un tema se deben explicar diferentes hechos, documentos, instituciones o personajes históricos, enlazados en uno o varios procesos de mayor duración e importancia, en los que a lo largo de una o varias coyunturas (el estado histórico en un momento determinado o a lo largo del tiempo -sincronía y diacronía-) se mantienen o se transforman de una forma más o menos violenta o profunda (guerras, crisis, revoluciones) las estructuras económicas, sociales, políticas, ideológicas, demográficas, geográficas...

Para el primer tema (bloque 1, estándar 2.2. Explica las transformaciones del Antiguo Régimen que afectan a la economía, población y sociedad), además de los apuntes que has tomado en clase, puedes utilizar cualquier libro de texto, cualquiera de los apuntes que han colgado profesores en sus blogs (iesdionisioaguado.org , bachiller.sabuco.com) o algunas de las secciones del artículo "Antiguo Régimen" en Wikipedia; pero recuerda que ninguna fuente responde de forma total a las orientaciones que hemos dado en clase, y explícitamente deben aparecer los tres sistemas económicos (mercantilismo, fisiocracia y liberalismo económico), como ilustra, por ejemplo, el esquema (muy sencillo) de este blog http://joseluistrujillorodriguez.blogspot.com.es/2012/10/economia-sxviii-esquema-mercantilismo.html.